sábado, 24 de noviembre de 2012

.

Después de todo lo sucedido anoche, puedo decir con total seguridad, que he perdido toda ilusión
video

sábado, 17 de noviembre de 2012

Violeta

Nunca antes había visto burla semejante hacia quienes se han dejado la piel, pasado años ensayando, practicando, reinventando la música. ¿Cómo un vibrato tan imperfecto e improvisado, tan natural como la luz anaranjada de la habitación, iba a capaz de erizar la piel, y evadir del mismísimo caos? No entraba en mis posibilidades entender que alguien ajeno a la enseñanza musical pudiera lograrlo, todo aquello en una lengua inentendible. No en un inglés imperfecto, sino el lenguaje preciso para conseguir los que muchos llevamos años  intentando.                                                                                                                       

jueves, 15 de noviembre de 2012

¿Hasta qué hemos llegado?

Cuando el corazón se para, después de un punzante dolor, dices adiós a tu existencia. Provocas lágrimas y dolor a tu alrededor, remordimientos a tus seres cercanos, y siembras al paso de tu interte cuerpo fantasmas del pasado, qué habría pasado si... A los cinco minutos un ``Descansa en paz´´ ya es publicado en twitter, y lo máximo a lo que aspiras después de toda una vida es a una esquela en el periódico y a algo más de 50 Retwitts. Ponerle número a una vida, calificarla, tener presente durante unos días, y pasar al olvido como uno de los poco más de 7.000.000.000 de habitantes que vivieron en esa milésima de vida de un planeta, de un rincón de una galaxia, de uno de los infinitos universos.

viernes, 2 de noviembre de 2012

...........


      Sólo recuerdo que me quedaban 10 euros, y 6 tickets de metro. Teníamos que ir siempre con un profesor, así que en aquella tarde, donde en pleno marzo la luz se había tornado cálidamente otoñal, aprovechando un rato libre destinado a comprar, me separé del resto del grupo y me dejé guiar por mi mapa repleto de marcas. Con los cascos puestos y Yann Tiersen de fondo, corrí, me adentré en aquel laberinto de gargantas y escaleras mecánicas, el suburbano de París. Destino tras destino, proceso en el cual llegué a sentirme parte de aquella ciudad, veía cómo se iban consumiendo los tickets, me compré un croissant en La Gare De L´Est, miré bajo el fotomatón, reboté piedras, interactué con la ciudad, recogí pétalos de un cerezo (que aún conservo), y me sentí completamente sólo, pero a la vez pieza clave en aquel entramado tan caótico, exótico, y por qué no decirlo, morboso.

lunes, 29 de octubre de 2012

T

``Una persona de esas dimensiones no puede encerrar tanta belleza en su interior. Es inevitable que ésta asome y desborde, se salga de sus órbitas´´
Pero no hace falta una buena cámara, un fotógrafo. Ni siquiera maquillaje, y mucho menos photoshop.

jueves, 25 de octubre de 2012

Con el tiempo

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad; y uno empieza a aprender… que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad. Y después de un tiempo, uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que, realmente, puede aguantar; que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… Y con cada día uno aprende. Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado. Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas. Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla. Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas. Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira, pueden seguir lastimando a quien heriste durante toda la vida. Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace; pero perdonar es sólo de almas grandes. Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual. Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir. Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible. Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado. Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen, ocasionará que al final no sean como esperabas. Con el tiempo te das cuenta de que, en realidad, lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante. Con el tiempo verás que, aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado. Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una tumba ya no tiene ningún sentido. Pero, desafortunadamente, sólo te darás cuenta con el tiempo.

sábado, 20 de octubre de 2012

...

Algunos consideran que el alma de una canción reside en la armonía: Sonidos que tienden a otros, que resuelven hacia otros. Sonidos que tensan, se elevan, flotan, o relajan. Otros piensan que el alma reside en el ritmo: Como cuando al proyectar el oído, el tímpano recibe la vibración del sonido. Como cuando al proyectar todo el cuerpo, los ojos, los brazos y las entrañas reciben el sentimiento y el espíritu de la canción. Otros, sin embargo piensan que lo esencial reside en la letra, y en toda la historia que hay detrás de ella, mientras que la armonía y el ritmo se quedaran desplazadas a un segundo plano, serían las variables a combinar hasta dar lugar a un escondite perfecto.
Yo sin embargo pienso que el alma de una canción es un conjunto de pequeños grandes componentes: La letra, la armonía, el ritmo, lo ancha que te quede la sudadera, la compañía, el lugar, la temperatura, el viento, las fronteras, la luminosidad, el cansancio, las espectativas, el color de los ojos, lo frío que esté el suelo, el sabor de boca, de hoja perenne o de hoja caduca, lo revuelto que lleves el pelo, o lo sucias que lleves las gafas.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Querida danesa:

Tengo un problema, últimamente no veo más que gente. Gente que depende de más gente para poder existir, gente que se encierra en sí misma. Gente que no sale del terreno asfaltado, gente que deja pasar por alto las coincidencias. Sí, gente que infravalora las tonterías del día a día y sobrevalora los aspectos esenciales de sus decadentes vidas. Gente que necesita mapas, cargada de prejuicios, monótona, previsible. Tan solo necesito volver a verte, sentirte, y volver a creer en todos esos escritos, esos relatos que como un tesoro conservo y ahora me resultan demasiado difíciles de creer, sobre una persona llamada Teresa.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Nrcs

   No sé si esa ceguera es aparente, pero los comentarios y falsas expectativas derivadas  de ella, hacen que esté realmente cansado de un constante tira y afloja que no termina de resolverse, como si de un juego de críos se tratase

lunes, 10 de septiembre de 2012

+

  Hoy es un día de cambios, de transformaciones, de chocarse contra la realidad de golpe, de madurar, de crecer, de asumir, de pensar, de aceptar, de llorar.
   Hoy se supone que debe ser el peor día de mi vida, el principio de una nueva etapa, o más bien, el principio del final
    Pero gracias a ciertas personas, cinco en concreo, he podido sacar a relucir un optimismo que aún no se había manifestado en mí. Sí, y a esas personas les doy las gracias, porque hacía demasiado tiempo, bueno, seré sincero. Creo que jamás había sentido un abrazo tan cálido, o unas palabras tan sinceras.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Sandra.

     Sí, ya sé que es bastante raro en mí despegarme de mi ego, y dedicar algo de mi tiempo a alguna persona, pero considero muy oportuno escribir sobre las pocas personas que, después de tantos años siguen en el mismo lugar, con quienes el trato no ha cambiado.
      A esta pequeña rubia, la cual se quedará pequeña, muy a nuestra pesar, le han tratado, la verdad, no tan bien como se merecía. Una de sus mayores virtudes, o, defectos para mucha gente, es que suele pasar desapercibida, aunque desde luego, no es de las personas que mantienen la compostura cuando no está de acuerdo con alguien. Nos conocimos en tercero de primaria, justo cuando me salté el curso. Sí, aquel grupo formado por ocho niñas y dos niños, inseparables decíamos por aquel entonces. Todos dispersos, desde luego, con el paso de los años y las peleas, o simplemente, la pérdida de afinidad, y un cierto poder adquirido al pasar al instituto. Esa sensación de libertad, de poder dejar de lado el pasado, y poder empezar, no de cero, porque es imposible, pero sí empezar de dos, o de tres.
     Pues bien, creo que hemos estado en la misma clase un par de ocasiones sólo, y en clase somos horribles, nada más que peleas y piques, pero lo bueno, es que nunca nos queda nada de rencor. Liberamos todo, no nos reservamos las cosas. Compartimos algunas opiniones, aunque desde luego, menos de la mitad. Aunque no sea algo que salte a la vista, tenemos bastantes cosas en común, porque desde luego, si no fuera por ello, tras esas largas esperas de ``Javi, bajo en un minuto´´, le habría mandado bastante lejos hace unos cuantos años.
      Porque sí, desde luego no he conocido a persona más impuntual, pero me alegro mucho, de ver que conservo todavía a alguien desde hace tantísimo tiempo.
      

viernes, 31 de agosto de 2012

1 año.

Sí, un maldito año. ``¡Cómo pasa el tiempo!´´ , se suele decir en estos casos. Pero no, no pienso decirlo. El otoño pasado fue el período de tiempo más eterno que he vivido nunca. Creo que durante esos seis, ocho, u diez meses, dependiendo del punto de vista, aprendí bastante, para bien o para mal. He aprendido a no confiar en nadie, he perdido la ilusión en las personas. Ahora soy más precavido, más cauteloso, y no me dejo llevar. Diría que durante este año me han pasado multitud de cosas, y que he conocido a gente maravillosa que me ha roto todos los esquemas. Pues bien, no sería más que una enorme mentira. Todo sigue igual. La temática de este mundillo no me agrada nada, siento una repulsión enorme hacia los esquemas del ambiente con el que me relacionan, busco aire nuevo, y ocupaciones que me eviten pensar en todo lo que te estará ocurriendo. Hemos tenido muy mala suerte. Pero considero que casi he pasado página, pero las fechas, aunque no lo quiera y evite de todas las maneras posibles, siguen ahí, como clavos, recordando lo que fue, y lo que pudo haber sido.

jueves, 30 de agosto de 2012

.

         Una auténtica montaña rusa. Sí, no se me ocurre una mejor metáfora. Se está tambaleando sobre un hilo demasiado fino si lo comparamos con el vacío aparentemente infinito que hay a sus pies. Llevaba tiempo perdido, y de repente ha descubierto una bocanada de aire fresco y nuevo, en lugares, donde probablemente en antaño había negado que pudiera ocurrir algo así. ¿El problema? ¿Por qué está tambaleandose? Porque sin darse cuenta, se ha metido en la misma boca del lobo. La falta de emociones de tal intensidad, quizás le ha llevado a este punto en el cual, el más mínimo signo de actividad desencadena pensamientos contradictorios y demasiado intensos. Debido al tiempo en el cual todo había sido tan llano, la clasificación, y la posibilidad de contemplar todos esos síntomas con claridad, y menos aún saber actuar en consecuencia, resulta casi nula. Por eso, evita pensar, y adentrarse cuanto le sea posible, en esa boca del lobo, que en ocasiones, por qué no negarlo, le lleva a un limbo en el cual permanece unos minutos, horas, y al despertar le conduce de nuevo a esa sensación constante de perder el equilibrio.

domingo, 29 de julio de 2012

Teresa

    Un abrazo algo frío e inquieto, miradas esquivas, en definitiva una despedida acelerada. Resultado: Partisteis hacia un extremo de la calle. Yo, que tenía planeado volver a entrar al colegio, inconscientemente comienzo a andar en la dirección contraria. Nada más girarme me empiezan a asaltar una serie de inquietudes, de realidades que estaban aparcadas a 180 km de donde me encontraba. Al tercer paso ya fue inevitable comenzar a llorar. Sí, la gente me miraba como un loco: no más Copenhague. Cuando estaba seguro de que ya habríais girado la esquina, miré hacia atrás, y ahí estabas tú, girada y parada en mitad de la calle. Fue en ese momento cuando ví que ya había acabado todo. Seguí mi camino hacia no sé muy bien dónde, con el paso acelerado, y un llanto ya incontrolable. Y es entonces, cuando pude escuchar unos pasitos, a bastante ritmo, he de decirlo. Y bueno, lo sentí, cómo me abrazaste por la espalda y casi me tiras al suelo

lunes, 4 de junio de 2012

Mala puntería

Y así, en un intento desesperado por pasar de página, por probar agua nueva, siempre termino poniendo los ojos en equívocos lugares. Dos años consecutivos, disgustos en fechas semejantes. Porque es inevitable notar cómo te evaporas, viendo como la persona en la que has depositados todas tus esperanzas, sin que ni siquiera lo sepa, sigue con su vida, mientras se te queda una cara de tonto, que durará toda la semana

viernes, 1 de junio de 2012

Punto y seguido

Lo de anoche fue claramente un muro atravesado, una invitación a otro nivel, una muestra de a lo que podemos aspirar. Todo mi año se resumió en aquellas 15 canciones, letra por letra, todas encerraban miles de historias, Copenhague, cómo no, se llevó la palma. Fue comenzar esta canción, y la gente no la reconocía, estaba muy cambiada, pero ese acorde de fa sostenido menor me lanzó a coger el móvil, por lo que podía venir, estaba preparado. Con las manos temblando, y un sol sostenido despuntando, marqué el móvil de la persona más importante que me queda y haya conocido recientemente. Porque sí, el tiempo ha dejado a los cobardes, a los no humanos, fuera de juego, con sus castigos, no merecidos, pero al cabo menos injustos que si hubieran recaído sobre otros. Y sí, mientras todos empezaban a corear, veía entre mis manos una pantalla en negro. No descolgaba el móvil, así que decidí disfrutarla, y llorar como un niño.
.http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=dNls7coK0no

martes, 29 de mayo de 2012

Javi, ¿cómo te sientes?

Sí, me gusta que me hagan esa pregunta, que pasen del típico ¿Qué tal? Pues la verdad, es que pienso que casi todos los que hemos terminado segundo estamos más o menos con el mismo sentimiento contradictorio y confuso. Yo no pensaba que fuese a llegar este mes de mayo, que lo finalizase vivo, y aún menos con esperanzas. Estos días eran nuestra meta, se supone que debería sentirme aliviado. Pero no, justo al contrario. Ahora todos esos exámenes estresantes me parecen chorradas, y veo el mundo desde mucho más abajo, todo se me queda grande. Será la libertad, que me abruma, o simplemente que me he bajado de ese lecho de nubes irreal, y voy a empezar a asentar mis propias bases.

lunes, 28 de mayo de 2012

Un lunes final

No quiero tener ninguna noticia de tu vida decadente. Si el más mínimo indicio de que sigues con vida.

jueves, 24 de mayo de 2012

Esto se acaba

   Adiós queridas rutinas. Adiós a esas horas de aulas atestadas. Adiós a pasarse notitas con el miedo a que el profesor de pille, adiós a saltarte las clases y sentirte todo un delincuente, a hacer travesuras que con el tiempo se iban quedando pequeñas, a los ``amores´´ a primera vista, a las bromas, a las peleas, los grupos rivales y todas esas tonterías, los ansiados recreos, el reposapies de la mesa, a los insultos gratuitos y demás tonterías y niñadas, a las modas y sonrisas forzadas, a los rencores, compañeros y archienemigos que hacían las clases mucho más amenas.

domingo, 8 de abril de 2012

ya me estoy hartando de este libro

   Si eres músico, seguramente habrás vivido esta situación, y sabrás la rabia que se siente.
   Colocas un libro, por lo general nuevo, sin estrenar, en el atril, lo abres por una página, una obra, y llega el momento de pasar la hoja. La pasas, y sigues tocando, pero esta tiende a volver a su posición original. Paras de tocar, maldices unas cuantas veces, sobre todo si te encanta la obra, y la maldita hoja se empeña en regresar el sitio. Sí, es una buena metáfora para describir mi situación, y tengo o la opción de dejar que la hoja se quede en su maldita posición, y repetir lo mismo una y otra vez con menos interés, o la mejor opción. Aplastar la maldita hoja hasta dejarla en el lugar que se merece: atrás.

viernes, 6 de abril de 2012

El sistema de la Restauración fue ideado y ejecutado por Cánovas, quien había recibido siempre la ayuda de Sagasta, un político de gran pragmatismo que...

   Bien, con la cabeza llena de constituciones, modelos de gobierno, guerras, clases sociales, y multitud de fechas que comenzaban por 18 y 19, ahí estaba ese chico siempre despeinado, cogiendo su mochila negra. Fue al cuarto de baño, miró su barba de 5 días, y decidió pasar del desodorante. No había hecho nada de provecho en todo el día, aunque había estudiado demasiadas horas seguidas. Al salir de ese bloque de familias apretadas y amontonadas en una plazoleta, emprendió camino a la vega, al césped ya amarillento y seco, con ese viento almeriense incansable.
    Sí, transcurrieron cosa de dos horas hasta el momento en el que miró al horizonte, y decidió romper su silencio y contestar a todo lo que estaba escuchando. Sí, esas palabras bonitas, concisas y directas que llevaba meses deseando escuchar, desde que le rompieron el corazón un 20 de febrero.
   -Estás siendo muy injusto conmigo.
  Tenía una extraña sensación de libertad, de superación, de haber aprendido, de cómoda incomodidad. El césped no está hecho para clavarse, permanecer amarillento y hacer daño. Las palabras bonitas tampoco.


    Ayer aprendí bastante sobre el egoísmo humano, sobre los cambios de sentimientos, sobre la evolución, el cambio de las estaciones sobre siempre el mismo escenario. Ese maldito parque, a 100 m de mi casa, por el que nunca paseo solo.

domingo, 25 de marzo de 2012

Maldito Tiersen

   Hace un año volví de París, y como cada vez que se vuelve de un viaje digno de recordar, todo a mi alrededor, mi vida cotidiana, mi entorno, me parecía una auténtica mierda. La de cosas que pueden suceder en un año. Allí dejé aparcada mi obsesión con Amelie, y hoy, ahora mismo, estoy escuchando toda la banda sonora, después de que hace un año, la tocara en el piano de la biblioteca de ``Shakespeare and Company´´la librería más famosa de París.
   Y lo curioso es que me invade un miedo, muy intenso, igual que el que me produce la muerte, pero por una tontería: miedo a no poder decir dentro de un año que he sido completamente feliz.

martes, 28 de febrero de 2012

...

  Demasiada mierda que sacar, penas que contar, y aún sí, sin sacar ni una en toda la tarde, sigo pensando que ha sido una de las mejores terapias que he podido recibir.

 ``Empujó la puerta de la sala de estar, se acercó al Piano, levantó su tapa y, con toda su fuerza, golpeó con las manos el teclado, un acorde loco, disonante, desquiciado, que resonaba en el ambiente vacío, chocando con las paredes y regresando a sus oídos bajo la forma de un ruido agudo que parecía arañar su alma. No obstante, ése era el mejor retrato de su alma en aquel momento.´´

jueves, 23 de febrero de 2012

Nunca pensé que llegaría a tales extremos.

 Sí, porque el lunes pillé una intoxicación etílica bastante gorda. Me desperté en una camilla, mis padres demasiado blancos, y una sirena de ambulancia resonando aún en mi cabeza. Tras una noche de vómitos, reacción alérgica y llantos, ya por fin volví a ser una persona. Sí, hace dos días de eso, y aún se me pasa por la cabeza el planteamiento de: ``si en esa laguna de cinco horas no sentí nada, y no la recuerdo, la muerte no debe ser muy diferente´´. Me he llegado a dar miedo a mí mismo. Pero es el tipo de cosas que ocurren, bueno, realmente es la primera vez, y espero que la última que me sucede esto, cuando pasas de tenerlo todo, a no tener nada. No sé cómo remediarlo, no sé si hacer un año sabático y dedicarme a viola. ¿Para qué? ¿Para qué voy a esforzarme por ir a la maldita Zaragoza? Eso es lo que pasa cuando se hacen planes tan a largo plazo, y claro, envueltos en esa puta mierda llamada amor, hasta uno se llega a creer que la relación durará tanto, que hasta nos compraremos un gatito. Pero un domingo por la tarde, todo se viene abajo, o arriba, dependiendo del punto de referencia, y maduras. Sí, a porrazos, o, inmaduras, porque esta semana he aprendido que no tengo autocontrol ni los pies en la tierra. Sí, definitivamente, me habías hecho volar muy alto, pero no te reprocho nada, porque, lo peor de todo, es que te sigo amando consciente, y por lo que me han hecho saber, inconsciente.

domingo, 5 de febrero de 2012

Frío siberiano

  No, no hay nada mejor para combatir el frío que la siguiente estrategia. Pisar descalzo las losas del baño de la habitación del primer hostal, girar el grifo hacia el color rojo, y mientras a tu espalda se llena la mitad de la bañera con ese sonido tan cómodo y seguro del salpicar, sacar de la cama a la persona que amas, y, la mejor parte; Rellenar el resto de la bañera con los dos cuerpos, entrelazados de manera teóricamente imposible, y perder, por qué no, la noción del tiempo.

Espero que el frío dure al menos los 25 días que restan.